Bienestar Financiero

"Aló, tiene un crédito preaprobado"

Es común recibir mails y llamados telefónicos donde se nos informa que tenemos un crédito preaprobado. Pero ojo: no significa que podamos contar seguro con ese dinero. Como en todo crédito, se deben cumplir ciertos requisitos y pensar si es esencial o no pedirlo y el uso que le daremos.

Banca.Me
10/05/2023
• 2 min
"Aló, tiene un crédito preaprobado"

¿Qué son los créditos pre-aprobados?

Muchas entidades simplemente a través de su sitio web, con el Rut de la persona, entregan una lista posible de ofertas de créditos. Otras, envían mails o llaman. Pero que se nos ofrezca un crédito preaprobado no quiere decir que se nos vaya a dar sí o sí el crédito.

Se le llama pre aprobado (o "aprobado", a veces) porque, en general, se trata de créditos de consumo de montos no muy altos, entonces es probable que las personas sí tengan la situación financiera como para solicitarlo.

Si llegamos a aceptar la oferta del banco o institución financiera el paso siguiente es entregar los documentos necesarios para que un ejecutivo evalúe la situación, como pide la ley ante cualquier crédito. A través de ese protocolo se decide si la persona puede o no acceder al crédito. En caso de que el crédito nos lo ofrezca un banco o entidad del cual ya somos clientes, este proceso puede ser más rápido y casi sin papeleo, pues ya poseen nuestros datos gracias a trámites anteriores.

Por otro lado, como ante cualquier otro crédito, tenemos el derecho a exigir información y comprender de qué se trata el crédito antes de tomar una decisión. Si se trata de una promoción preguntar las condiciones y analizar si realmente nos beneficia, tomando en cuenta nuestra situación particular y nuestro bienestar general.

Consejos para elegir un crédito de consumo

  • Prudencia ante las ofertas o los créditos de consumo que traen cosas de regalo. Puede ocurrir que sean sólo para captar la atención del cliente y se trate de un crédito más caro que los demás.
  • Evaluar si tenemos capacidad de pago para esas cuotas y para qué usaremos ese dinero, por el cual debemos pagar intereses, costos operacionales, etc.
  • Preguntar todo lo que no entendemos. En este camino puede ser buena idea pedirle ayuda a algún familiar o amigo de confianza que tenga más experiencia en temas financieros.
  • Saber que los consumidores tenemos derecho a información y explicaciones por parte de un ejecutivo; un buen servicio al cliente. Es una variable importante a considerar al escoger con qué entidad financiera nos relacionamos.

En Banca.Me puedes disfrutar de tasas convenientes y responsables que se ajustan a tu capacidad de pago. Además, nuestro equipo está siempre disponible para asesorarte financieramente y asegurarse de que tomes la mejor decisión para tus finanzas. ¡Solicita tu crédito con Banca.Me hoy!