Bienestar Financiero

¿Cómo es tu relación con el dinero?

¿Ahorrativo? ¿Gastador? ¿Evitas mirar la cartola? Conocer cómo somos con el dinero nos ayuda a detectar nuestras dificultades a la hora de manejarlo y acercarnos a una relación serena con nuestras finanzas, que aporte a nuestro bienestar.

Banca.Me
16/051/2024
• 2 min
¿Cómo es tu relación con el dinero?

La psicología nos dice que la relación de cada persona con el dinero es compleja, pues depende de la historia de cada uno, de la cultura familiar respecto del tema, de la personalidad, etc.

No es que haya relaciones buenas o malas; solamente es importante saber si la relación que tenemos con el dinero nos ayuda o no a cumplir nuestras metas y si tiene coherencia con nuestras prioridades de vida.

Por ejemplo, si tenemos el sueño de comprar una casa, es bueno analizar si nuestra relación con el dinero coopera o no a ese sueño. Analizando tal vez me dé cuenta de que soy gastador o desordenado con las finanzas personales: tomar conciencia de ello me permite corregir la mirada y planificar para así, en un plazo realista según mi situación personal, poder alcanzar esa meta.

5 tipos de personas

Existen variadas clasificaciones de relaciones en el dinero. Aquí te mostramos estos 5 perfiles psicológicos o prototipos que plantea el libro “Money mindfulness”, ensayo de la economista Cristina Benito ¿Con cuál de identificas más?

  1. El pirómano: Define a aquella persona a la que el dinero “le quema en las manos” y, por tanto, lo gasta de manera compulsiva.
  2. La hormiguita: Es un perfil muy común y su relación con el dinero es saludable. Se vuelve problemático si la persona tiene una fijación por no gastar que le impide disfrutar.
  3. El neurótico de pobreza: Es poco habitual. Se da en personas idealistas con la creencia de que enriquecerse es malo, pues lleva al materialismo u otros.
  4. El desprendido: Casi regala su dinero, le gusta gastarlo en agasajar a los demás y reuniones sociales. La esencia es bonita, pero puede llevar a desorden financiero.
  5. El que prefiere no saber: Por desinterés u otros motivos no piensan en su dinero. Delegan esta responsabilidad en la pareja, en la familia o en un representante.

En conclusión, es importante conocer nuestra relación con el dinero y cómo nos afecta en nuestras metas financieras. Al analizar nuestro comportamiento y prioridades, podemos trabajar en mejorar nuestra relación con el dinero y alcanzar un equilibrio entre disfrutar y ahorrar. Te recomendamos tomar el control de tus finanzas personales con nuestros consejos de Banca.Me que te permitirán llevar un seguimiento de tus gastos y te ayudarán a alcanzar tus metas financieras de manera eficiente. De esta manera, el dinero en sí será menos protagonista y ganará terreno nuestro bienestar total.